Esquidone®

Principio Activo: Risperidona.

Indicaciones: Tratamiento de los desórdenes esquizofrénicos agudos y crónicos (Tipos I y II), incluyendo psicosis de primer episodio. Terapia adjunta para estabilizadores del humor en el tratamiento de episodios maníacos con desórdenes bipolares. Tratamiento de las perturbaciones de la conducta en pacientes ancianos con demencia donde predominen síntomas de agresividad. Tratamiento en niños mayores de 5 años, con trastornos de la conducta y otros desórdenes relacionados a la conducta disociada. Tratamiento del autismo en niños y adolescentes
.
Posología: 1 – 4: Adultos de 18 a 65 Años: Dosis inicial: 2 mg cada 12 horas. Titulación de la dosis de mantenimiento: Realizar individualmente con aumentos graduales no mayores de 1 mg cada 12 horas. Dosis de mantenimiento: 4-8 mg/día. Adultos Mayores de 65 Años: Dosis inicial: 0,5 mg cada 12 horas. Para las personas que pesen menos de 50 Kg: 0,25 mg una vez al día. Titulación de la dosis de mantenimiento: Debe hacerse individualmente con aumentos graduales de 0,25 mg, con una frecuencia no menor de 24 horas. Dosis máxima: 0,25 - 0,75 mg/día. Para las personas que pesan 50 Kg o más: 0,50 mg una vez al día. Titulación de la dosis de mantenimiento: Debe hacerse individualmente con aumentos graduales de 0,5 mg con una frecuencia no menor de 24 horas. Dosis máxima: 0,50 mg - 1,5 mg/día. Niños Mayores de 5 Años (Menos de 50 Kg): Dosis Inicial: 0.25 mg una vez al día. Titulación de la dosis de mantenimiento: Realizar individualmente, con aumentos graduales de 0,25 mg, pero no más frecuentemente de un día intermedio. Dosis máxima: 0,75 mg/día. Niños Mayores de 5 Años con peso mayor a 50 Kg: Dosis Inicial: 0,50 mg una vez al día. Titulación de la dosis de mantenimiento: Realizar individualmente, con aumentos graduales de 0,5 mg, pero no más frecuentemente de un día intermedio. Dosis máxima: 1,5 mg/día.
Tratamiento del autismo en niños y adolescentes. A la posología: Niños mayores de 5 años: Dosis inicial: 0,25 mg a 0,50 mg/kg de peso /día. Dosis máxima: Niños peso < 45 kg: 4 mg/día. Niños peso> 45 kg: 6 mg/día.

Reacciones Adversas: Neurológicas: Sedación, somnolencia o insomnio, disminución de la capacidad de concentración y de la libido, cefalea. Otros: Hipotensión ortostática y taquicardia refleja, vértigo postural, ansiedad, agitación, náusea, visión borrosa, xeroftalmia, impotencia y trastornos de la eyaculación, hiperprolactinemia con o sin galactorrea y aumento de la turgencia mamaria, visión borrosa, neutropenia y trombocitopenia. Aumento de peso. Aumento reversible de la ALAT y ASAT. Síntomas extrapiramidales ( incidencia menor de 5 % ): Temblor, rigidez, bradicinesia, acatisia y distonía aguda. Estos síntomas son generalmente leves y reversibles con la disminución de la dosis. Estreñimiento, dolor abdominal, priapismo, incontinencia urinaria, rinitis, síntomas extrapiramidales, hipertensión, neutropenia y trombocitopenia.

Advertencias: No se administre durante el embarazo o cuando se sospeche de su existencia, a menos que a criterio médico el balance riesgo/beneficio sea favorable. De ser imprescindible su uso por no existir otra alternativa terapéutica, suspéndase la lactancia materna mientras dure el tratamiento. La Risperidona se ha asociado con un menor riesgo en terapia a largo plazo de síntomas extrapiramidales, discinesia tardía y síndrome neuroléptico maligno, sin embargo, existe un riesgo potencial de desarrollo de los mismos, sobre todo en terapias a largo plazo. Debido a sus múltiples interacciones es recomendable consultar fuentes especializadas antes de asociar este fármaco con cualquier otro. Este producto produce sedación, somnolencia, disminución de la capacidad mental y de la actividad refleja. Se ha reportado aumento en el riesgo de muerte en pacientes ancianos con psicosis relacionada con demencia tratados con medicamentos antipsicóticos. Las causas de muerte más comunes fueron de naturaleza cardiovascular ( insuficiencia cardíaca, muerte súbita ) ó infecciosa (neumonía). Debe evitarse el uso de alcohol por su efecto depresor del sistema nervioso central (SNC), durante el tratamiento con ESQUIDONE®. Debido a la actividad alfa-bloqueadora de ESQUIDONE®, puede presentarse hipotensión (ortostática), especialmente durante el período inicial de ajuste de dosis. Los antipsicóticos no causan adicción, sin embargo, puede haber cierto grado de dependencia física, con malestar y dificultades para dormir que se presenta varios días después de la interrupción repentina de su administración prolongada.

Precauciones: Se recomienda precaución en el uso de ESQUIDONE®, en las siguientes condiciones:En pacientes que realicen actividades que impliquen coordinación y estado de alerta mental. Puede producir hipotensión posterior al inicio del tratamiento por lo que se recomienda iniciar la terapia con dosis bajas. En pacientes con antecedentes de patología mamaria hipofisiaria (neoplásica o no) y/o prolactino-dependiente. Antecedentes epilépticos. Enfermedad de Parkinson. Pacientes geriátricos. Insuficiencia renal y/o hepática. En pacientes cardiópatas con o sin antecedentes de enfermedad cardiovascular. El síndrome neuroléptico maligno, caracterizado por hipertermia, rigidez muscular, inestabilidad autonómica, conciencia alterada y niveles de CPK elevados han sido manifestados con el uso de los neurolépticos. En este caso, todos los fármacos antipsicóticos, incluyendo ESQUIDONE®, deberán descontinuarse.

Contraindicaciones: Hipersensibilidad a la Risperidona o algún componente de la fórmula. Niños menores de 5 años. Pacientes ancianos con psicosis relacionada con demencia. Alcoholismo activo. Enfermedad hepática severa (Insuficiencia hepática y cirrosis). Depresión grave por alcoholismo o por depresores del Sistema Nervioso Central, pacientes comatosos o con enfermedad de Parkinson.

Presentaciones: Estuche con 30 Tabletas recubiertas (Ranuradas) de 1 mg, 2 mg y 3 mg. E.F. 39.560/12; E.F. 40.159/13 y E.F. 39.561/12.