Alpram ®

Principio Activo: Alprazolam

Indicaciones: Tratamiento de la ansiedad (ansiolítico), neurosis depresiva y desórdenes relacionados con la crisis de pánico.

Posología: Ansiolítico, Neurosis Depresiva: 0,25 – 0,5 mg tres veces al día con dosis máxima de mantenimiento de 4 mg/día. Desordenes de Pánico: Dosis inicial: 0,5 mg tres veces al día y dependiendo de la respuesta aumentar 1 mg/día cada 3 a 4 días, hasta 4 mg/día. Dosis máxima de mantenimiento 10 mg/día.

Reacciones Adversas: Somnolencia, mareos, boca seca, náuseas, constipación, visión borrosa y sensación de cabeza liviana; reacciones paradójicas: estimulación, agitación, espasticidad muscular, trastornos del sueño, alucinaciones.

Advertencias: En caso de ser imprescindible su uso por no existir otra alternativa terapéutica, suspéndase la lactancia mientras dure el tratamiento. El uso combinado de este producto con otros agentes psicotrópicos, debe realizarse solo después de haber evaluado detalladamente las posibles interacciones entre los fármacos utilizados. Su uso debe descontinuarse una vez que se observan los primeros signos y síntomas de tolerancia. Durante el tratamiento con este producto es necesario realizar controles hematológicos, así como de la función hepática y renal. En caso de que existe disfunción de tales órganos o sistemas, debe extremarse las precauciones al administrar el producto. Debe evitarse el uso de alcohol y otros depresores del Sistema Nervioso Central (SNC), también se deben evitar las actividades que requieran buena coordinación psicomotora hasta que los efectos sobre el SNC sean conocidos. La droga puede causar dependencia física y psicológica. Se debe evitar la descontinuación brusca de este medicamento. Después de su uso prolongado está incrementado el riesgo de hepatotoxicidad, especialmente en alcohólicos con altas dosis o uso prolongado. En pacientes que reciben Alprazolam, se debe monitorear su estado cardiovascular y respiratorio. El retiro o descontinuación de Alprazolam puede estar asociado a la aparición de convulsiones, en su mayoría convulsiones simples. Sin embargo, el status epiléptico puede ser también observado. Las reacciones de retiro pueden ocurrir cuando la reducción ocurre sin ninguna razón. La dosis de alprazolam debe ser reducida en forma gradual. Este producto no debe administrarse en pacientes con intolerancia a la lactosa o galactosa.

Precauciones: La eficacia e inocuidad del alprazolam no ha sido establecida en pacientes menores de 18 años. En pacientes con insuficiencia coronaria severa, infarto miocárdico reciente, enfermedades cerebrovasculares o insuficiencia renal crónica; no se recomienda su uso continuo por períodos de tiempo mayores de 6 semanas. Cuando haya sido necesaria la administración de este producto por tiempo prolongado y especialmente a dosis altas, deberá ser retirado gradualmente para evitar posibles efectos adversos derivados de su retiro brusco. Síntomas de retiro, incluyendo convulsiones han ocurrido 18 horas después hasta tres días después de descontinuación brusca; cuando se requiere descontinuar la droga, se debe disminuir la dosis no mas de 0,5 mg cada tres días. Se debe reducir la dosis en pacientes con disfunción hepática significativa ( en casos de disfunción hepática la dosis debe ser ajustada con reducción de la dosis a 50% o 60 % y evitar su uso en caso de cirrosis hepática). No está indicado para el manejo de la ansiedad y el estrés de la vida diaria.

Contraindicaciones: Pacientes con hipersensibilidad conocida al Alprazolam u otras benzodiazepinas, estenosis pilórica y duodenal, retención urinaria, glaucoma o miastenia grave. Ingestión de bebidas alcohólicas.

Presentaciones: Estuche con 30 Tabletas de 0,5 mg, 1 mg y 2 mg. E.F. 33.170/11, E.F. 33.171/11 y E.F. 33.214/11.