Azitromicina

Principio Activo: Azitromicina.

Indicaciones: Tratamiento de las infecciones causadas por gérmenes sensibles a la Azitromicina. Tratamiento de infecciones producidas por Mycobacterium avium. Tratamiento de infecciones genitales no complicadas ocasionadas por Chlamydia trachomatis o Neisseria gonorrhoeae.

Posología: Adultos y niños con peso superior a 45 Kgs: 500 mg/día. En infecciones producidas por Mycobacterium avium: 1.200 mg semanalmente. En infecciones genitales no complicadas ocasionadas por Chlamydia trachomatis o Neisseria gonorrhoeae: 1 g (dosis única).

Reacciones Adversas: Gastrointestinales: Diarrea, náuseas y dolor abdominal.

Advertencias: No se administre durante el embarazo o cuando se sospeche su existencia, ni durante la lactancia, a menos que a criterio médico el balance riesgo/beneficio sea favorable. De ser imprescindible su uso, por no existir otra alternativa terapéutica, suspéndase la lactancia materna mientras dure el tratamiento. Debido al tiempo de vida media prolongado de la Azitromicina (68 horas), en caso de reacciones alérgicas al medicamento, el tratamiento con antihistamínicos no debe ser menor de seis días.

Interacciones: Antiácidos, ciclosporina, digoxina, derivados ergotamínicos.

Precauciones: En pacientes con Insuficiencia hepática. No administrar con alimentos o antiácidos.

Contraindicaciones: Hipersensibilidad a la Azitromicina o a cualquier componente de la fórmula.

Presentaciones: Estuche con 5 Tabletas recubiertas de 500 mg. E.F.G. 34.643/12.